Etiquetas

, , , , , ,

El 31 de mayo de 1906 un anarquista del que todos recuerdan su nombre y poco más intentó llevar a cabo su obsesión personal: acabar con la monarquía, matar al rey Alfonso XIII. ¿Qué lleva a un hombre a atentar contra su rey? La respuesta a esa pregunta constituye el cuerpo central de la novela La ira del camaleón. Y para que la conozcas mejor te ofrece estas curiosidades su autor, Pedro Víctor Fernández.

“Se trata de una historia muy bien documentada, con una labor de investigación que resultó tan gratificante como la propia elaboración de la novela. La literatura llena los vacíos de la historia, por eso quise penetrar en los entresijos de los hechos, ofreciendo una versión humana, con protagonistas de carne y hueso.

la ira de camaleón-Ediciones-Lacre-Pedro-Víctor-FernándezMateo Morral fue un muchacho enfermo, triste, inteligente, autodidacta, con inquietudes, curioso, sin amigos, que es enviado a perfeccionarse a Alemania, donde vive solo, estudia solo y su familia le corta el suministro de dinero para mantenerse. Respirará al anarquismo de cerca, desde su propia piel. Esa experiencia me interesó y me cautivó. Mateo tuvo una madre que nunca le besó y un padre siempre ocupado en el negocio familiar. Como sucede hoy en día, existía la explotación del hombre por el hombre, drama que desató la locura del terrorismo. Regresó a Barcelona y se relacionó con el núcleo más activo del anarquismo, la Escuela Moderna del pedagogo Ferrer Guardia. Nada será igual a partir de ese momento en el alma del joven Mateo. Decide golpear en el corazón de los opulentos y fue a la cabeza, al rey, al jefe de los opresores.

Con un cálculo escalofriante preparó un atentado, elaboró una bomba Orsini con sus propias manos y procuró que sus ideales y sus actos quedaran hermanados para siempre. ¿Fue un terrorista? ¿Un loco? ¿Un adelantado? ¿Un simple anarquista? Yo creo que se transformó en un camaleón al acecho, un hombre que dominó su ira hasta el instante en que la carroza real pasaba por debajo de su ventana. Preparó tan a conciencia el golpe que ensayaba cada noche tirando sandías por el balcón”.

La novela la tienes disponible en formato físico en todas las librería y centros comerciales y también en formato electrónico.