Etiquetas

, , , ,

¿Cómo es el alma de una poetisa? ¿De qué se impregna para llorar versos que saben distinto según el sabor de sus letras? ¿A qué recurre para tomar la inspiración necesaria para escribir esos versos? María Betancor, autora de Susurros de trompeta, no tiene reparos en responder a todas esas preguntas en estas Curiosidades. ¿Te animas a leerlas?

¿Cómo y de qué manera se consigue plasmar lo que el alma esconde en negro sobre blanco? ¿Por qué la poesía provoca tanta pasión y unos versos estremecen por igual a quien los compone y a quien los lee? Preguntas las que da respuesta María Betancor, autora del poemario Susurros de trompeta en estas Curiosidades que pasa a contarte:

“Empecé a escribir poesía por simple casualidad. Después de publicar en Facebook un texto en el que hacía una crítica política, recibí muchas felicitaciones por mi forma de escribir y de transmitir.  A partir de ahí comencé un viaje literario apasionante. Primero escribiendo micro relatos y después poesía. Me di cuenta de que lo mío, por el momento, no era la prosa, ya que metía alguna rima en los relatos.

Susurros de trompeta María Betancor Sello LacreEn la poesía puedes jugar con las palabras y juntarlas de diversas formas que en la prosa es imposible. Tengo más libertad para expresarme, y eso me engancha. Por lo tanto, este poemario es el resultado de mi metamorfosis literaria y poética. Dos años de aprendizaje y estudio continuo en el que cada poema es un ensayo nuevo. No concibo escribir siempre de la misma manera, me aburre. Cada instante, momento e historia reflejada en mis poemas tiene un estado de ánimo distinto, y así intento transmitírselo al lector.

Para mí es muy importante que cuando lean mis poemas los lectores sientan y se emocionen porque no escribo sólo para mí, sino para ellos. Hago una crítica sana a la sociedad absurda en la que vivimos y pongo en valor los detalles más simples que nos hacen felices. Escribo tanto sobre las cosas más cotidianas de la vida como de la actualidad política de nuestro país.

Como decía anteriormente, no se me da nada mal escribir artículos de crítica, y a lo mejor acabo escribiendo una novela algún día (cuando tenga mayor paciencia), pero por ahora lo que me emociona es hacer este viaje poético. Y creo que mi alma siempre sentirá en rima”.