Etiquetas

, , , ,

¿Te imaginas en un monasterio conviviendo con unos monjes y en compañía de otros seglares como tú? Un lugar de recogimiento, sin duda, pero que puede dar mucho según pasan los días conviviendo con todos ellos. Hasta que llega la hora décima…

“Soria fría, Soria pura”, escribió Antonio Machado. Una tierra agreste, dura, donde los silencios hablan, cuentan cosas, acompañan al caminante que hacia allí encamina sus pasos. Hacia un monasterio, por ejemplo, donde unos seglares deciden acudir para alojarse en su hospedería. Seglares que, durante los días que permanezcan en dicha hospedería, convivirán con los monjes del monasterio, así como con otros religiosos.

Hacia la hora décima Andrés Ruiz Cubero Lacre EdicionesLos días pasan, y unos y otros terminarán por mezclarse. Saldrán a relucir las experiencias, los sueños, las contradicciones, las esperanzas… Lo que parecen distintas vidas resultan serán la misma vivida de manera diferente. Hombres que intercambiarán su existencia, sus éxitos y miserias en un entorno que terminará por atraparlos a todos y conducirlos a un momento final: la décima hora. La hora en la que el evangelista Juan se encontró con la verdad que buscaba, que no era otra que Jesucristo. La hora en la que todo puede pasar para monjes, religiosos y seglares alojados en un monasterio de Soria.

Andrés Ruiz Cubero, autor de Hacia la hora décima, se define como un hombre rústico, provinciano y rural. En ésta su primera novela podrás comprobar que ha conocido al Hombre, con mayúsculas. Por eso sabe de qué escribe.